3RA REVOLUCION

Democracia: por qué el sistema representativo es el más apoyado y adoptado?

sistema-representativoLa Democracia es el sistema de organización civil más adoptado e impulsado en el mundo. Representa la LIBERTAD y los sueños de progreso de la mayoría de las personas. Dentro de este sistema, la representación de todos los ciudadanos, por otros pocos -“los políticos”- es lo que permite su funcionamiento y dinámica.

Cuando nacemos dentro de este sistema, tenemos un acuerdo tácito de “delegar nuestro poder” de decisión en esta clase, la clase política. Mediante el voto, el sufragio, elegimos a aquellos que nos representarán y tomarán decisiones por nosotros, por períodos determinados. Ellos concentrarán “nuestro poder”, lo “detentarán” por ese determinado tiempo. Escribí más a fondo sobre este tema, en este post: “La Desconcentración del Poder“.

Soy muy crítico de cualquier sistema que concentre poder y éste quede en las manos de pocas personas. La objetividad es muy dificil de lograr -si es de alguna forma posible-, y al “mas pintado” el poder lo corrompe. Tiene “cantos de sirena” que obnubilan y arrastran a mares embravecidos.

En general, todos escuchamos quejas sobre los políticos en todo el mundo. Desde el “Que se Vayan Todos” en algunos países, al que “Son Todos Corruptos” en otros; y todo tipo de maldiciones, están a la orden del día. No se cree en ellos y se los descalifica.

Yo dejé de participar activamente en política, ya hace unos cuantos años, por entender que no era un vehículo de cambio posible. Vi los vicios del mismo sistema en sus propias entrañas, que no permitían la posibilidad de depuración alguna. Sin embargo, hace unos años aparecieron unos amigos con la propuesta de armar un partido político distinto: “El Partido de la Red“. Buscaban, justamente, romper con la “lógica” de acumulación del poder. De su concentración en pocas manos. De empezar a torcer, de a poco, esa cuestión de entender la representatividad, como la firma de un “cheque en blanco” hacia el político que elegimos. Muchos podrán decir que hay “salvaguardas“, como que al partido político al que votás, te “garantiza” en cierta medida, un tipo de accionar atado a una ideología. Otros manifiestan que las elecciones son un gran filtro para ese accionar también, ya que tendrá su “castigo” si no se desempeña de acuerdo a su promesa, porque no lo volverán a votar más -sin embargo, vemos tristemente, el “reciclado” de la gran mayoría y la poca renovación que en general se ve-.

El “Partido de la Red” propone -entre otras cosas y cambios filosóficos- como un eje CENTRAL, la participación de todos los ciudadanos en una plataforma online para “decidir entre todos“, que es lo mejor para esa/nuestra sociedad. La interacción entre pares. Llevar ese 5to poder que apareció con internet y las redes sociales, que es la colaboración entre todos sin intermediarios, al plano de la política y la ciudadanía. Dejar de “delegar” ese poder vía un cheque en blanco. El representante del partido hará siempre lo que se vote en la plataforma. No le podrán hacer lobby, ni tampoco hacer solamente lo que le parezca a él/ella.

Realmente una idea brillante y que apoyo 100%. Sin embargo, desde que lo lanzamos, he visto que en general, la gente prefiere realizar otras cuestiones. Veo respuestas de tono como: “Yo no puedo ocuparme de todos esos temas. Para algo voto, que se encarguen los políticos”. O “No tengo tiempo, tengo que ocuparme de mis hijos, llevarlos al cole, preparar la cena”. “La verdad es que no entiendo nada de política, se la dejo a los que saben”. Parece ser que no queremos ocuparnos del tema -hablando siempre en el mayor volumen y generalidad de la gente-. Y esto me dió a pensar/meditar algunas cosas…

1) Creo que este sistema tiene tanto apego en nosotros, porque nos permite tener “chivos expiatorios”. El político funciona como un “fusible” al cual le puedo echar la culpa. Es como el Director Técnico de un equipo, lo cambiamos y la historia continua…Nos crea/realimenta la ilusión cada 2-4 años…

2) Oculta los miedos. El miedo a tomar una decisión equivocada. A ser responsable por mis propios actos (recuerden que la mayoría niega haber votado a cual o tal :-). Si yo me equivocara por mi cuenta, a quién puedo echarle la culpa? Como salgo de ese problemón?

3) Esperar. Siempre esperaré esa llegada del “Mesías”, del “Salvador”, que me dará un mejor pasar, un mejor vivir. Como la llegada del “Principe Azul”…..que nunca ocurrirá…

4) Comodidad: nos encanta hablar y “decir todo lo que se debe hacer“. En general, la tenemos hiper-clara, pero a la hora de “tomar acción“, nos quedamos en la comodidad de nuestro “living” o inclusive, en la comodidad de nuestro pensamiento solamente.

Este sistema cumple un rol fundamental en nuestras vidas. Cada dos o cuatro años, vamos a “lavar nuestras culpas” y a echar a rodar la “rueda” de la “esperanza”. Es inherente al sistema, y es “funcional” a nuestro sistema de creencias y necesidades. Funciona prácticamente a modo de “religión”, donde nos “confesamos” en las urnas y volvemos a recomenzar, “libre de pecados” -ya hicimos lo nuestro, emitimos el voto…y AHORA QUE SE OCUPEN, por favor!!-. Para eso les pagamos, o no?? 🙂

Lo que está claro es que no hay cambio de sistema, ni revolución posible, si NO CAMBIAMOS NOSOTROS. El cambio viene desde cada uno. De tomar el “riesgo de decidir“, de “usar nuestro libre albedrío“. Dejar de esperar al Mesías que nunca llegará. Dejar de poner la responsabilidad en el otro -en el Gobierno, en el Empresario, en el Gerente, etc-. Animémosnos a tomar el riesgo de vivir la vida, no de “verla pasar”. Porque ahi no nos va a ayudar nadie: ni la tecnología, ni un Papá, ni un Dios. Porque eso está dentro nuestro. No dejemos pasar esas “injusticias” diarias que todos vemos, levantémonos contra eso. No porque “siempre pasó” lo demos por “natural“. Escuchemos esa voz interior, que siempre acallamos y que nos dice: “No, No Debe Ser Así“. Si cada uno aportamos en ese sentido, dejamos de estar dormidos frente a lo que ocurre con los demás, con el otro, recuperaremos ese poder de decisión, volvemos a tomar el control de nuestra vida y entorno y podremos modificar silenciosamente esa matriz. Esa matriz, este sistema actual que nos encasilla y no nos deja ni pensar ni decidir por nosotros mismos. Dejamos de vivir una “ilusión” constante, para vivir una vida plena.

 

La buena noticia es que estamos a solo una millonésima de segundo de poder hacerlo. A UN SOLO CLICK de nuesta mente! Seguirás esperando?? 🙂

 

 

Autor: Alejandro Sewrjugin. Imagenes: unrinconenutopia.blogspot.com y del libro “El Sistema Representativo y la Cuestión del Día”, de 1860, Lima, Perú.
Si te gustó este post, puedes dejar un comentario o suscribirte al RSS feed para recibir las actualizaciones del contenido en tu lector de noticias.

Posts Relacionados:

One Response to Democracia: por qué el sistema representativo es el más apoyado y adoptado?

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Cambio Que Necesitamos