3RA REVOLUCION

El Empleo: La Esclavitud del Siglo XXI

Spread the love

El Trabajo Asalariado

Sin dudas que la palabra “empleo” o “trabajo” trae consigo connotaciones negativas. Estar “empleado” en algo hace recordar a una “cosa” que se “emplea” para algo. Tener un “trabajo” es algo que recuerda a más bien un problema, una carga; que a algo positivo, o para “disfrutar”…

El empleo se basa en una paga, una remuneración, un salario (viene de la palabra “sal”, que se usaba como “moneda de pago” en la antiguedad). El que busca un empleo, espera recibir una paga, ese salario…Podemos decir que la principal motivación del empleo es el dinero entonces. La gente trabaja para darse el sustento, para tener dinero con el cual vivir.

Uno de los grandes problemas del sistema en que vivimos, es justamente ese. El mayor porcentaje de la sociedad busca un “empleo”, un “trabajo”. Busca poder tener dinero para vivir. Y no busca lo principal: una “ocupación”. La ocupación tiene como motivo principal de búsqueda, una MOTIVACION. No lo mueve el dinero en primera medida, su objetivo principal es la solución de un problema o la auto-satisfacción de un interés. En segunda medida, se espera una RECOMPENSA por ello -primeramente, un elemento inmaterial como puede ser la satisfacción de haber conseguido ese objetivo, y en segunda medida, un elemento material como el dinero-.

El “ocuparnos” de las cosas nos motiva. El “estar empleado” en algo, no. Para que la sociedad avance realmente, debemos buscar que cada persona se “ocupe de las cosas”. De cuáles? De aquellas que los motivan a cada uno, que los movilizan. Eso es lo que crea la innovación, la disrupción y la felicidad en cada uno. Hay muy poca gente en la sociedad que logra aunar ese “empleo” con una “ocupación” (seguramente, menos del 5% del total de la población). Si revertimos esa tendencia, y logramos que el 95% se dedique a resolver problemas y a hacer aquello que los moviliza, no sólo crearemos mas valor entre todos, sino que lograremos que el 30-40% del tiempo de nuestras vidas, esté dedicado a aquello que le da sentido a nuestra existencia. Hay que abandonar los miedos, a conocernos y saber lo que queremos. Bajo el concepto del empleo y el trabajo, vivimos bajo la esclavitud. Bajo la esclavitud del sistema, presos del salario. Bajo el miedo de: si cambia el jefe, que pasará; de si la economía empeora, que sucederá con la empresa que me “emplea” -“utiliza”, “usa?”-. Será por eso que la mayoría de la gente sólo “cumple con su trabajo“. Necesitamos generar un mundo nuevo donde cada uno dé lo mejor de sí en cada acción: eso sólo puede venir por la motivación propia, que va más allá de lo material. El principal motivo tiene que ser el deseo: pero el deseo de modificar una realidad, de superarse, de demostrar lo que uno sabe o puede. De disfrutar lo que uno está haciendo. Y todas estas son motivaciones que no implican un dinero. Que vendrá, seguramente, por añadidura. El miedo nos cohibe, nos detiene en el tiempo, nos anula, no nos deja pensar. Vivir una vida con miedo, significa pasar de largo por este mundo.

Ocuparnos es un “despertar a la vida”. Dejar que siga pasando de largo la vida y esperar a que un día todo cambie. Es vivir el hoy. No esperar a estar jubilado. Es “no aguantar porque el hijo está en la primaria y entonces”…Es un acto de tremenda valentía y de auto-afirmación personal y del yo. Pero que no implica egoísmos, sino todo lo contrario. Es el reconocimiento del otro, como actor integrante de nuestras vidas. Porque empiezo a ocuparme de mi circunstancia, a verla, a vivirla. Y el otro es parte integrante de la misma.

No hay ni que “preocuparse” ni “despreocuparse”, sino justamente “ocuparse”… de las cosas…. Lo dijo el gran Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mi circunstancia. Y si no la salvo a ella, no me salvo yo”.

 

 

Autor: Alejandro Sewrjugin. Imagen: metiendoruido.com

Posts Relacionados:

4 Responses to El Empleo: La Esclavitud del Siglo XXI

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Semana laboral 30hs says:

    Saludos. Antes que nada quería aclarar que, por suerte, la idea de reducción de la jornada laboral sin reducción salarial no es mía. Hay gente en redes sociales difundiendola (facebook: reducción de jornada laboral, sin reducción salarial !ya). Hay un proyecto de ley presentado en Argentina: Presentan un proyecto inteligente para reducir la jornada laboral a seis horas diarias. Senador Osvaldo Lopez. – http://nogaldevida.blogspot.com.ar/2012/12/presentan-un-proyecto-para-reducir-la.html

    También hay propuestas en otros países: Alemania se plantea una jornada laboral de cuatro días semanales. – http://es.finance.yahoo.com/blogs/finlaotracaradelamoneda/alemania-planea-jornadas-cuatro-días-semanales-con-el-125029660.html
    Pese a esto todavía no hay difusión en los medios masivos.
    Hasta hace poco yo sólo deseaba que las cosas cambiaran. Pero un día leí un viejo artículo sobre Rosa Parks, una simple costurera que se negó a ceder su asiento. Esto disparó un movimiento liderado por personas mejor preparadas, Martin Luther king por ejemplo.
    Fue entonces que pensé que yo podía hacer algo para contribuir con el bienestar general.
    Me dí cuenta que las redes me permiten tener acceso a personas mejor preparadas que yo, infinitamente más influyentes. Y esto es importante porque al parecer es más importante el mensajero que el mensaje, (Calu rivero tuiteo la palabra «abracadabra» y recibió más de 450 retuits)

    Beneficios de la reducción de jornada:

    INSEGURIDAD: Los leones alimentados son menos Peligrosos que los leones hambrientos. Vi casos de delincuentes que quisieron cambiar y lo lograron mientras tuvieron trabajo hasta que lo perdieron y volvieron a delinquir. Vi Chicos menores de edad solos en las calles porque sus padres trabajan largas horas exponiéndolos a la droga y malas companias. Hay que sacarle mano de obra a la delincuencia.

    TRÁNSITO: Nadie aceptaría un trabajo a 2 horas de su casa si tuviera una opción a 15 minutos. Más puestos de trabajo significan más probabilidades de trabajar cerca del hogar. Si hacemos viajes en colectivos más cortos viajaríamos mejor, ya no como sardinas enlatadas. La General Paz no se colapsaría porque los autos la transitarían por menos tiempo, incluso algunos dejarían de usarla por completo.

    TRABAJO DIGNO: La única razón por la que alguien aceptaría malos tratos y sueldo miseria es por no tienen otra opción. Muchas empresas presionan a sus trabajadores aprovechando el miedo de los mismos a quedarse sin trabajo. Esto también perjudica a las empresas porque está demostrado que los trabajadores motivados son mucho más productivos. De manera que 2 trabajadores de 6 horas cada uno son mucho más productivos y cometerían menos errores que uno de 12 horas.

    EDUCACIÓN: Las personas con hijos y jornadas de 12 horas están prácticamente excluidos de la posibilidad de estudio que le permitan acceder a mejores empleos o simplemente por propia satisfacción. Los que trabajan 8 horas pueden hacerlo pero sacrificando el poco tiempo que tiene en familia ya que la mayoría lo consume el trabajo, el viaje hacia el mismo y las horas de sueño. Más tiempo para participar en la educación de nuestros hijos.

    SALUD: Mejor prevenir que curar. El estrés que genera las largas jornadas laborales no nos deja tiempo para relajarnos y hacer lo que nos hace bien. Está comprobado cientificamente que hacer deporte, disfrutar con la familia o amigos, aprender a tocar un instrumento, sólo por mencionar algunas cosas, disminuyen el estrés mejor que cualquier pastilla.

    EQUIDAD: Las madres solteras no tienen las mismas posibilidades de conseguir trabajo porque se les dificulta dejar a sus hijos por mucho tiempo. Muchas se ponen en pareja con cualquiera que pueda mantenerlas y soportan la violencia de género por no poder independizarse. La independencia económica es vital para la dignidad de las personas.
    También las personas con discapacidades, enfermos crónicos, mayores de 40 y todos aquellos que por una u otra razón son dejados de lado. Necesitamos el pleno empleo para que conseguir trabajo digno sea un simple trámite.

    BENEFICIO PARA TODOS:

    EMPRESAS: Mejora la productividad.
    Más trabajadores son más consumidores, es decir, más clientes.

    ESTADO: Más trabajadores son más contribuyentes. Menos necesidad de planes sociales.

    SINDICATOS Y OBRAS SOCIALES: más afilados con más tiempo para usar sus servicios.

    SOCIEDAD: Menos estrés, personas más capacitadas, Una sociedad menos violenta. Trabajo asegurado sin la angustia por perderlo. Los aumentos de sueldo llegarían a más persona. Muchos dejarían de usar los geriátricos como depósito de personas por falta de tiempo para cuidar de sus ancianos.

    Por una sociedad más sana y humana los sindicatos deben pedir la reducción de la jornada laboral sin reducción salarial.

    Mi sueño es que alguien con más recursos que yo tome esta iniciativa como propia y como primer paso instalar el tema en los medios y luego lograr que los sindicatos tomen ese reclamo. “podrán decir que soy un soñadora, pero no soy la única”.

  3. Pingback: Que significa, verdaderamente, Progreso ? - 3RA REVOLUCION

  4. Pingback: La Industria Cosmética tiembla ante la Impresión 3D - 3RA REVOLUCION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Cambio Que Necesitamos