3RA REVOLUCION

El Valor de la Moneda: que representa el Dinero

El Valor del Dinero - Imagen

Pensaba y meditaba acerca del valor de la moneda. Qué es lo que realmente le da valor? Así que me puse un poco a revisar la historia para ir viendo como fue avanzando o retrocediendo esto en nuestro sistema social.

Vi que en general se fue manejando con patrones. La SAL, un mineral, escaso en su época, dificil de extraer, y muy requerido; fue un dominante (de ahí viene lo de que si se te cae la sal trae mala suerte! Antes, era como tirar el dinero). El ORO, también mineral, dificil de hallar, dificil de extraer, y muy requerido; que tuvo su auge y todavía, en muchos casos, sigue funcionando como patrón. Otro, un tercero, basado en la producción de bienes y servicios de una Economía (material, valor agregado por la generación de elementos transables).

Pero surgen nuevas ideas: basar el valor de la moneda en la “reputación online”  (conocimiento, valor agregado por la “producción intelectual” y como lo perciben los pares). Basarla en algoritmos criptográficos (CryptoCurrency, como BitCoin) y hasta basada en la “conciencia” (ética, responsabilidad en la utilización del medio de pago existente sin importar cuál es. Toma en cuenta “hacia atrás y “hacia adelante” el DESTINO que le damos al mismo).

Peo que es la moneda? Primeramente, una convención creada por el hombre para poder hacer intercambio de bienes y servicios. Permite utilizar una unidad de cuenta absoluta para valorar cada bien o servicio. Como cualquier convención, es arbitraria. Es similar al Tiempo, este no existe. Es una convención buscada por el hombre para el acontecer de los hechos. Darles una unidad de medida (segundo, minuto, hora, dia, semana, mes, año).

Para que hacemos esto? Para darle “certidumbre” a nuestras vidas. El Tiempo nos permite organizarnos, y poder “encontrarnos” a determinada hora en determinado lugar. Nos permite relacionarnos y entendernos. Tener un patrón en común. La moneda es lo mismo. Nos da certidumbre. Creo que cuando la moneda pierde este valor, ahi se complica la cosa. Lo vemos en la historia argentina: cuando empiece la incertidumbre, nos pasamos de moneda. Buscamos una que sea estable. Queremos saber que 1 peso, será 1 peso en 5-10 años.

Atreviéndome a profundizar un poco mas en el tema, me parece oportuno plantear la base del asunto: qué representa la moneda para cada uno de nosotros? Representa lo que nosotros podemos hacer. Cuanto mas tenemos, mas podremos hacer. Cuanto menos, menos. Por ello la búsqueda de asegurarla. De no perder “el fruto” por el cual la obtuvimos. Y aquí viene otro quid de la cuestión: cómo la debería obtener a la moneda? Mi trabajo “manual”? Mi trabajo comunitario? Mi aporte de conocimiento a la sociedad? Mi ayuda al prójimo? Todas esas? Sólo algunas?

Creo que con este análisis rápido (esto es un blog y no puedo escribir un libro en cada salida, no lo vas a leer 🙂 ), empezamos a ver que un patrón oro no tiene sentido. De que me sirve, que al cambiar una moneda, me den un lingote de oro? Para que me sirve? Oh, claro, cierto, puedo venderlo y conseguir mas moneda… U otra persona, me lo cambia por 100 vacas. Lo mismo con la sal antes (con mucha, me podía salar muchas comidas :-)…). Casi que tendría mas sentido un patrón AGUA (al menos me guardo mucha agua y me la puedo tomar o intercambiar con otros que verdaderamente la necesitan), TRIGO o RECURSOS NATURALES. Pero por qué quedarnos sólo con elementos “materiales”? Acaso no tiene valor para mí el AMOR, el SENTIMIENTO? Acaso no hay gente que dona su tiempo para ayudar a otros sin “moneda” a cambio? Y eso, no tiene VALOR para la sociedad? Y el CONOCIMIENTO? Que yo aprenda algo de alguien cada día no AGREGA VALOR a la sociedad y no me agrega valor a mi?

Entonces el VALOR DE LA MONEDA está dado en la PERCEPCION de valor que tiene cada uno. Fijar un patrón es una tontería. Centralizarla en su emisión, es una tontería. Imaginemos que Juan se siente feliz por un aporte que le hizo Pedro, y decide darle 2 monedas por ello. Pedro las crea y se las envia. Pero ojo, Pedro no puede crearse monedas para el mismo. Solo puede darlas. Cada uno podemos darlas.  Pensar en que le da valor a la misma. Y pensando en ello, el VALOR se la DAMOS NOSOTROS. Es la percepción que tenemos como REFUGIO de VALOR, tenemos MIEDO de que se desvalorice. Fijate lo que ocurre con el PESO y el DOLAR en nuestra economia (no en un momento particular, es en general). Buscamos CERTIDUMBRE.

Lo loco, es que la realidad tampoco es REAL o UNIVOCA, y depende de la percepción. De la posición del observador. Por ello, cuando juntamos 4-5 personas que vieron un mismo hecho, la percepción del hecho (de cada cual, es diferente). Cual es la concreta? Cual es la real? Depende para quien. El hecho concreto está, los análisis, causas, consecuencias difieren. Inclusive, en el plano sub-atómico ya hay teorías diciendo que en realidad la materia no existe per se, depende del observador (porque el “filamento” que compone esa partícula sub-atómica, puede estar aquí o allá, se muestra en una posición fija, solo cuando le fijamos la “vista” -por asi decirlo-).

Si aplicamos este concepto a la ECONOMIA, que podriamos encontrar? Que seguramente las percepciones de valor son distintas e infinitas. Tantas como seres humanos. Dependerá de su condición social, experiencia, historia, etc (no es lo mismo 1.000 pesos para uno que vive en Recoleta, que para uno que vive en la Villa 21; o inclusive a alguien en Zimbabwe). Pensándolo asi, sería casi hasta natural que no haya un “patrón” para una moneda. Porque no tenemos patrones. Siempre nos quieren “homogeneizar” o “pasteurizar” (somos leche, todos puntos blancos e uniformes). Para cambiar un sistema, hay que re-pensarlo, y no lo podés hacer desde los mismos conceptos del propio sistema (o sea, cambiar un patrón por otro, en este caso). Si realmente querés modificarlo, hay que ver la esencia, ver si está mal y buscar otra esencia cierta/verdadera (a priori) que te gustaría apoyar.

Para cerrar, parece que lo grave es cuando la moneda se convierte en un bien en si mismo. Se especula con su valor. Por eso creo que no deberia tener vaivenes en su cotización. Ese debería ser uno de los puntos centrales necesarios, para que podamos dejar de tomarla en cuenta o preocuparnos por ella en si misma, y pasar a preocuparnos en como utilizarla y hacerla rendir en pos del bien común o lo que agrega valor a la sociedad en general. Te liberas de los miedos. Igual, queda también el problema de la inflación, que va por otros carriles (emisión, falta de oferta, exceso de demanda, etc). Me acordaba de la “vieja economia”, o cuando me enseñaron en el secundario, que se “producía un bien o servicio para -lucrar con su enajenación-“. Y diferenciando las empresas “con fines de lucro” y “sin fines de lucro” (psicológicamente, diciendo las malas y las buenas). Hay que cuidar mucho el lenguaje y revisar bien que se dice y lo que implica. El lucro, como cualquier otra cosa, no es malo per se. Depende como se persiga, y es necesario para poder vivir de lo que uno hace. El tema es que hago para vivir y la responsabilidad en el gasto/inversión de la moneda (compro alimentos que no dañan la tierra, compro productos de empresas que son serias y se manejan bien. Pongo la plata en inversiones productivas y que mejoran la sociedad)….Pensalo, lo “dejo a tu criterio” 🙂

Créditos: Autor del POST: Alejandro Sewrjugin. Imagen de este post, “El Poder del Dinero”, bajo licencia “Creative Commons 2.0“, y propiedad de Galería de Chesi – Fotos CC
Si te gustó este post, puedes dejar un comentario o suscribirte al RSS feed para recibir las actualizaciones del contenido en tu lector de noticias.

Posts Relacionados:

  • No Hay Posts Relacionados

4 Responses to El Valor de la Moneda: que representa el Dinero

  1. Pingback: BitCoin: La Moneda que vino a revolucionar el sistema | 3RA REVOLUCION

  2. Pingback: BitCoin: prohiben su actividad e intercambio en Tailandia | 3RA REVOLUCION

  3. Pingback: Bitcoin: Conferencia Latinoamericana en Buenos Aires | 3RA REVOLUCION

  4. Pingback: Economia de la Escasez vs Economia de la Abundancia - 3RA REVOLUCION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Cambio Que Necesitamos