3RA REVOLUCION

La Economia Argentina: que le falta y que necesita

economia-argentina Desde que tengo memoria, siempre hemos sufrido los argentinos por la Economía. Siempre le echamos la culpa al Gobierno de turno, pero está claro que no tenemos una economía sustentable. Algo nos pasa intrínsecamente… El motor de la Economía Argentina son las PYMEs. Los estudios muestran que representan el 70% del empleo, el 40% del P.B.I. Son números muy importantes. Y este sector, es uno de los más frágiles. La Argentina tiene una de las tasas más altas de mortalidad de nuevas empresas. Depende de la época, 8-9 de cada 10 nuevas empresas perecen en los primeros 3 años. Seguramente, si ahondamos en las causas de esto, encontraremos algunas de las claves de por qué nuestra economía no es sustentable. Principales Problemas de la Economía Argentina:

  1. Alta Complejidad en la aplicación de los impuestos: llevar adelante lo que piden los fiscos locales y nacionales implica una fuga de recursos muy grandes para las empresas. Esto tiene un impacto mucho mayor en empresas de entre 1-10 empleados. Y en épocas inflacionarias o con grandes cambios que implementa la AFIP, complica mucho más la operatoria, incrementando los costos
  2. Retención en la Fuente: la aplicación de la idea de “Retención en la Fuente” que tiene nuestro país, tiene un impacto muy negativo también en las pequeñas empresas. En épocas inflacionarias, cuando las grandes empresas empiezan a “pedalear” los pagos a proveedores para jugar financieramente con el IVA, esto genera un impacto todavía mayor en las pequeñas empresas. Por qué? Porque necesitan facturar para poder cobrar, y a veces los pagos demoran hasta 90 días. El IVA de esa factura lo deben depositar al Fisco al vencimiento (en general, al día 20 del mes siguiente) y si no la ha cobrado, debe “adelantarle” el dinero al Estado. Por supuesto, la AFIP le permite adherirse a un plan de pagos (con un costo financiero importante) de 3 o 6 cuotas (siendo la primer cuota de un monto importante igualmente en el orden del 30-35%). Si esto se mantiene en el tiempo, a la empresa se le arma una pelota de pagos que tampoco va a poder sostener y cumplir (en la medida que crezca y tenga cada vez más clientes grandes). Impacta fuertemente, generando una “crisis” por crecimiento. Si sucede esto, en el mejor de los casos, el empresario qué decide hacer: pues bien, no crecer. Mantenerse “estable”, controlar los costos y “esperar” a ver que sucede con la inflación. En el peor de los casos: caerá en esa “bola de nieve” que lo llevará indefectiblemente a “achicar” todo lo más posible, reducirlo a su mínima expresión, pagar lo menos posible de impuestos para poder pagar la deuda acumulada. O directamente cerrará e irá pagando como pueda lo que queda.
  3. Falta de Desarrollo del Mercado Crediticio: los créditos a empresas en la Argentina, se basan en premisas que no permiten el salto competitivo en las PYMEs, sobre todo. En las industrias que debería promocionar el país, como son la tecnología y todas aquellas que se basen en la mano de obra “intelectual”, donde el “producto producido” sale de los “cerebros argentinos”, el modelo mental aplicado por los Bancos en la República, no toman en cuenta esta situación. Básicamente, este tipo de empresas, abocadas al desarrollo de IP (o propiedad intelectual), o que compiten en mercados altamente competitivos, necesitan un respaldo bancario para poder manejar ese desarrollo que necesita tiempo y necesita cambios en desarrollo. Esto se apoya en capital intensivo para el pago de mano de obra (en realidad, sería “cerebro de obra”) y que no es más que sueldos a empleados. Los créditos para capital de trabajo no están nunca a la orden del día. Los Bancos siempre quieren prestar contra “elementos físicos” como hardware, instalación de nuevas maquinarias, etc. Y el segundo problema aquí, es la “antiguedad de la empresa” (al mínimo, poseer dos balances cerrados) y que por supuesto, sean superavitarios. Una empresa que compita, sobre todo en los mercados descriptos, debe perder dinero, o al menos, re-invertirlo continuamente para poder avanzar, desarrollar, mantenerse y competir. Si la ganancia existe, debe ser muy mínimo y seguramente no sirva para justificar un pedido crediticio amplio como necesita. Esto, obviamente, en épocas inflacionarias, se magnifica y no permite que se pueda competir, inclusive consiguiendo algún tipo de crédito, ya que este se vuelve prohibitivo por las altas tasas que debe pagarse.

Los que se ocupan de los impuestos (AFIP, Legisladores, otros entes estatales), en vez de andar apretando a todo el mundo a pagar los impuestos y estar “al día”, debería preocuparse como hacer que sus “clientes” (en este caso las empresas), les vaya cada vez mejor para poder pagar los impuestos en tiempo y forma. Ser “creativos” y no apretar a todo el mundo cuando les falta la plata. Porque al ahorcar al que trabaja y genera, le saca las ganas y no busca “crecer” porque es riesgoso. Lo único que ha salido son subsidios (a todos los niveles estatales) que son insuficientes para poder hacer crecer a las empresas, no se pagan en tiempo y forma por la complejidad en las rendiciones, y son dificiles de obtener por los requisitos fiscales que se piden. Es un “paliativo” para los problemas descriptos, y que como paliativo, no sirve más que para curar una “heridita”.

Se podrían hacer muchas cosas:

MONOTRIBUTO para PYMEs: aquellas empresas que facturan, por ejemplo, hasta 2 millones de pesos anuales, que paguen un único impuesto. No tengan que tener estudio contable, no tener que cobrar/pagar el IVA (riesgo financiero y más en épocas inflacionarias), no tener que pagar ganancias, e inclusive, no tener la obligación de llevar libros contables.

RETENCION en la FUENTE: aquellas empresas que tengan problemas financieros, que puedan acogerse a un régimen donde no tengan que hacer la retención y pago del IVA. Especialmente, en épocas inflacionarias, esto genera un grave problema para las empresas si los clientes no le pagan a tiempo.

Posts Relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Cambio Que Necesitamos