3RA REVOLUCION

SEO: HummingBird y otras yerbas

Spread the love

google-hummingbird
Google se ha diversificado. Hace mucho que ya no es sólo un buscador. Y nuevos competidores están apareciendo en escena, además de los ya conocidos como Bing o Ask.
La sociedad empieza a vivir una paranoia –no sin razón- sobre temas como la privacidad, y qué hacen las empresas con los datos que obtienen de ellos durante sus búsquedas o navegación online.

Google, con los últimos cambios en cuanto a SEO que ha hecho, les deja la puerta abierta para que puedan crecer en los próximos años a estos nuevos buscadores. Se ha convertido este gigante en un “condensador” o “hub” de datos de sus usuarios. La mayoría de las búsquedas, ya hoy, ocurren con la gente logueada -identificada-. Es decir, que Google sabe bien quiénes son y los movimientos que hacen dentro del buscador. Pero estos datos, empiezan a no ser más compartidos. Ya sabemos que las palabras claves, un elemento fundamental en el SEO, no está más disponible en Google Analytics -todavía si lo están en Google Webmaster Tools-. Para los sitios que basaban su estrategia en la mejora de la performance de palabras clave del SEO, esto tiene un impacto muy fuerte. Estos cambios están relacionados también con el cambio de algoritmo que realizó Google, al que denominó “Hummingbird” o “Colibrí” en español; y que apunta a “entender” el significado concreto de cada búsqueda: esto es, cuál es el “deseo” detrás de cada frase que es volcada en su buscador. El Knowledge Graph que desarrolló Google, es el motor que mueve este gran cambio.

Sin embargo, por otro lado, está la cuestión de la privacidad. Google cada vez toma más datos y entrecruza la información de sus usuarios con todos sus productos. Entrando a full en la era del BIG DATA y, por qué no, del BIG BROTHER. A no malentenderme, Google es la empresa más innovadora de los últimos 15 años, y hay que sacarse el sombrero por lo que ha desarrollado; pero también es bueno marcar esas cosas que pueden afectar a los usuarios y también poner en riesgo ciertos aspectos o servicios de la compañía a mediano-largo plazo.

En un mundo como en el que estamos viviendo hoy, con el escándalo reciente de la NSA y todo lo que va surgiendo en cuanto a las espías sobre el ciudadano común, un nuevo campo se abre a los buscadores que quieran mantener a sus usuarios alejados de esta tendencia.

Recientemente, Majestic SEO lanzó su propio buscador –una empresa que desarrolla aplicaciones enfocadas a la industria del SEO-, llamado Site Explorer. Y en estos días anunció que ha incorporado al lado de cada link que aparece en sus resultados, el por qué su algoritmo eligió ponerlo en ese lugar. Blekko, otro buscador nuevo -lanzado en 2010- que ofrece también una forma de análisis clara, que pregona que su calidad de resultados es superior a la de Google, incorporando también una suerte de Knowledge Graph -que denominan Dynamic Inference Graph (DIG)-. Por último, sumando una revisión editorial para algunos contenidos hecha por humanos.

Por otro lado, el buscador StartPage es otro hito, a mi modo de ver, en la industria. Opción de búsqueda por defecto agregada al navegador TOR –un navegador basado en el motor de Mozilla, que “anonimiza” la conexión, y no permite que los sitios que se visitan te metan un cookie o te rastreen lo que hacés mientras navegás; y que protege a rajatabla tu privacidad-, incorpora la noción de “búsqueda anónima”, con al agregado que te trae los mismos resultados de Google, pero sin que te rastreen o quede un historial. Es como un “proxy” entre Google y tu persona. DuckDuckGo, el “patito” que me encanta, es otro buscador que respeta el anonimato del usuario y no rastrea lo que hacemos en su sitio.

Toda esta nueva competencia y avance en entender que es lo que realmente quiere el usuario, ayuda a transparentar el SEO. Así se logra que la competencia entre los sitios por aparecer listados en los resultados de los buscadores, se traslade a lo que debe ser: la lucha por el mejor contenido y que ese contenido esté intimamente relacionado con el “user-intent” –la intención de la búsqueda de cada usuario-. Es realmente un ganar-ganar para la Comunidad.

Creo que hay una gran oportunidad, en este sentido, en el mundo que se avecina. La gente cada vez más quiere ser “anónima”. Pero no entendamos mal este concepto: el anonimato no es malo per se o significa que el que lo busca sea un “delincuente“. Mucha gente piensa esto, como el tema del “hacker“, que también tiene una connotación negativa. El anonimato permite que otros no puedan armar un perfil de tu actividad y luego ser usado vaya a saber para qué. El tema del BIG DATA y lo que las empresas y Estados están construyendo, es muy peligroso. Porque realmente ofrece una información personal, que si cae en manos no indicadas, nos puede hacer mucho mal. Y no hay grados de seguridad posible que prevengan esto 100%; además de que ya sabemos como se comercian bases de datos de personas y cómo también el tema de espiar a lo que hacemos online, está impactando fuertemente en nuestras vidas. Está bien lo que uno quiera compartir por Facebook, Twitter u otra red social; y que lo hago a sabiendas y por decisión propia. Pero otra cosa distinta es que nos metan un cookie, nos espíen geo-localizadamente y guarden toda esa info en cada visita que yo hago. Y a cuantas mas “propiedades online” -esto es, la cantidad de sitios distintos que posea una empresa, una suerte de “oligopolio online“- tenga la empresa que visito -y que frecuento porque consumo muchos de sus servicios diariamente-, mas cruces de info y más certero el perfil que pueden armar de mi persona –sin yo saberlo o aceptarlo-. Si bien todo esto hoy por hoy es “accionable” por pocas empresas, o el procesamiento de todos estos datos es díficil, esta info ya la van guardando para cuando el mercado de BIG DATA mejore y la tecnología permita procesar esto a gran escala y masivamente, para tomar decisiones en base a todo este historial. Les recomiendo “sanidad” cuando están en internet, para evitar “dolores de cabeza” dentro de 5-6 años -tipo: “realmente yo hice esto?” o “no pensé que esto quedaría grabado”-.

Se los dejo para que lo mediten!! 🙂

 

Autor: Alejandro Sewrjugin

Posts Relacionados:

2 Responses to SEO: HummingBird y otras yerbas

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: El SEO no está muerto, está más vivo que nunca! - 3RA REVOLUCION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Cambio Que Necesitamos